fbpx

Noticias FI UdeC

“Cada sismo es un recordatorio de la naturaleza para seguir preparándonos y hacer las cosas bien”

Ene 10, 2024

El último temblor perceptible por la población en la Región del Biobío tuvo nuevamente como epicentro la provincia de Arauco, localidad donde han ocurrido ya varios movimientos telúricos  que nos recuerdan que vivimos en el país más sísmico, por lo que es importante entender qué está sucediendo en dicha localidad.

Al respecto el docente de Ingeniería Civil de la Universidad de Concepción, especialista en Ingeniería Sismológica y director del Observatorio de Respuesta de Sitio de Cuencas Aluviales (Orsca) precisó que efectivamente durante 2023  hubo más actividad sísmica, incluso más de lo que la población ha percibido, “hay eventos menores que el Centro Sismológico Nacional por política no informa, cuando pasa un cierto umbral de movimiento considera que vale la pena registrarlo y entonces a eso le calcula cuánto es la magnitud del terremoto y la localización”.

Montalva, explicó que la razón del número de temblores en dicha zona se debe a la existencia de una barrera sísmica, “los terremotos más al sur de Arauco llegan hasta ahí por el norte, lo mismo ocurre con terremotos al norte de la península de Arauco que limita al sur con esta barrera, limitando la ruptura que es la zona donde las placas están en contacto y que durante un terremoto se mueven y liberan energía, entonces entre más grande sea esta área, más grande es el terremoto y generalmente la intensidad es mayor. También afecta a más ciudades, por ejemplo, el terremoto de Valdivia de 1960 de más de 1000 km de ruptura o el terremoto del 2010 que también tiene cientos de kilómetros de longitud de ruptura. Entonces  esa ruptura en Arauco topa como si hubiese un tope, justamente una barrera sísmica, llega hasta ahí y no puede seguir rompiéndose hacia arriba la historia sísmica revela que hasta ahí llegan y lo mismo ocurre de norte a sur llegan hasta ahí, por ello en esta zona hay también mucha más actividad sísmica, más terremotos chiquititos”.

El observatorio natural que dirige Montalva cuenta con seis equipos superficiales que se distribuyen en lugares con distintos puntos de Concepción, el Hogar Freire-UdeC, el Laboratorio de Geotecnia de Ingeniería Civil UdeC, el Departamento de Ciencias de la Tierra UdeC, el Colegio Sagrados Corazones, la Cuarta Compañía de Bomberos de Concepción y la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de la Santísima Concepción. Además, dos instrumentos son parte de un pozo de observación hasta el basamento rocoso. Una de las estaciones sísmicas está a 40 metros de profundidad y otra en la roca basal a 80 metros y a pesar de la distancia con Arauco, sí registra su actividad sísmica, “estos últimos instrumentos que están en roca, en  profundidad, están libres, por decirlo así, de todo el ruido de la ciudad, por lo que son capaces de registrar señales de la corteza a distancias largas”. 

Cada vez que hay un evento como éste es una muy buena oportunidad para recordar que vivimos en el país más sísmico del mundo, destacó Gonzalo Montalva, agregando que “ tenemos que seguir preparándonos como habitantes de un país sísmico, seguir estudiando y construyendo nuestras estructuras para que sean resistentes a los terremotos, no como lo hemos hecho siempre, si no que mejor, porque así progresa la sociedad, tenemos que ir aprendiendo de  las cosas que hemos hecho, habrán estructuras que funcionaron bien, otras que no, pero ese recordatorio que nos hace la naturaleza que tenemos que seguir mejorando y preparándonos cada vez mejor”.

Noticias relacionadas
Skip to content