fbpx
MUJERES DESTACADAS 100 AÑOS

Marcela Angulo

Ingeniería Civil
Directora Unidad Universidad de Concepción - Santiago

Marcela Angulo, la Directora de la Unidad de la Universidad de Concepción en Santiago, es Ingeniera Civil, con Doctorado en Ciencias Ambientales UdeC, y más de 20 años de experiencia en temas de sustentabilidad, innovación y transferencia tecnológica. Anteriormente, fue Gerente de Capacidades Tecnológicas en CORFO, donde tuvo a su cargo los programas de Centros Tecnológicos, Consorcios de investigación y desarrollo colaborativos, OTLs y Hubs de Transferencia Tecnológica, Ingeniería 2030 y el inicio de Ciencia e Innovación para el 2030.

El ingreso a estudiar ingeniería fue un proceso tan natural que no recuerda en forma particular alguna situación o persona que haya sido un elemento influenciador en su decisión. “En mi familia no había muchos ejemplos de rol en ingeniería. Mi familia es más bien humanista. Mis tías eran profesora, mi mamá asistente social… y bueno siempre supe que era más científica y que me gustaba más el mundo de las matemáticas y cuando tuve que elegir carrera, dije ingeniería. Ni siquiera fue un tema si era una carrera de mujeres o de hombres”, recordó Marcela, quien en sus inicios pensó que seguiría el área de la construcción, pero las oportunidades que la vida le fue brindando y el saber tomar decisiones en torno a ellas han sido claves en su destacado desarrollo laboral.

De sus años universitarios recuerda a sus amigos y amigas, y que en general, fueron años complejos, previo a la vuelta de la democracia, pero también hubo un resurgimiento de esos años del movimiento estudiantil, “y fui testigo y protagonista en algunos ámbitos de volver a organizarse, y empezar poco a poco a manifestarse. Había posiciones bien variadas. Participé del Centro de Alumnos de Ingeniería, en la secretaría de Ingeniería Civil”.

Cuando estaba terminando Ingeniería Civil se dio cuenta que el área de construcción y estructuras no era lo suyo, por lo que decidió interiorizarse por el área de hidráulica sanitaria. En esos años partió el EULA como un proyecto – hoy convertido en un importante Centro de Investigación – instalando los temas ambientales, de la cuenca del Biobio y temas de sustentabilidad ambiental, siendo la oportunidad ideal para que Marcela desarrollara su tesis con el grupo de ingeniería ambiental y así, mientras terminaba su carrera ingresó a estudiar el Doctorado en Ciencias Ambientales, integrando el primera generación de este posgrado.

“Recuerdo, por ejemplo, el proyecto de Oscar Parra y su equipo relacionado con monitoreo de calidad de agua del Biobio y del cual participé, con harto trabajo en terreno y que fue pionero porque tuvo que poner de acuerdo a muchos usuarios en ese tiempo.  No había ni Ley Ambiental. Esa experiencia me ayudó mucho, porque después las cosas que emprendí y que fui eligiendo siempre tenía que ver con generar visiones colectivas de un tema y movilizar acuerdos en cooperación”, explicó la ingeniera UdeC, quien posteriormente trabajó en el Plan de Recuperación Ambiental de Talcahuano (PRAT), que más allá de lo técnico, debió generar una metodología de cómo abordar un proceso participativo de diagnóstico ambiental, para después generar un plan de acción coherente, con metas y acciones concretas y, finalmente,  movilizar las voluntades para que todo eso pasara.

Así que fue un proceso muy interesante donde me tocó trabajar con tres elementos que siempre han estado presente en mi vida laboral. Por un lado, los temas ambientales, que son mi base de formación; los temas de innovación, de proceso tanto de las tecnologías mismas como en la innovación de procesos colaborativos; y lo otro, participar en procesos colaborativos donde hay que gestionar muchas voluntades para lograr una visión y estrategia común”, puntualizó.

De esta manera, de ahí para adelante, Marcela Angulo le tocado liderar  iniciativas en distintos ámbitos productivos, como en Fundación Chile, donde fue Gerente de Medio Ambiente y Energía o en Anglo American Cobre (Operaciones) donde fue Gerente Corporativo de Sustentabilidad.

Su experiencia laboral, por lo tanto, ha sido buena. “Siento que he sido una privilegiada con las oportunidades que he tenido siempre. He tenido siempre la posibilidad de liderar procesos desde que están partiendo, hasta llegar y consolidar un resultado y ponerlo en valor, y hacer que efectivamente amplifique su impacto, entonces he tenido la suerte de esos mandatos amplios que me han dado mis jefes (y he tenido buenos jefes) y harta autonomía también para armar estos procesos donde la formación de la ingeniería es clave, más allá de los conocimiento de una especialidad, pues tiene que ver con un pensamiento lógico para abordar los problemas”.

De esta manera, Marcela Angulo destaca tres características de quienes estudian ingeniería en la UdeC: pensamiento lógico, visión sistemática de las cosas y abordar problemas complejos – tanto en lo tecnológico como en lo humano – donde la solución no es obvia.

El mensaje a las generaciones jóvenes y en particular a las mujeres en ingeniería que da Marcela Angulo tiene que ver con los contextos y desafíos actuales.  “El mundo es cada vez es más complejo, con soluciones menos obvias, por lo tanto, además de la formación de la ciencia básica, creo que es más valioso que los ingenieros tenga la capacidad de abordar cualquier problema y ser capaz de encontrar las soluciones y tomar las herramientas correctas, y traer a los especialistas que sea necesario traer cuando sientes que tú no tienes la competencias creo que esa es una competencia que no van a ser sustituidas por las máquinas ni la inteligencia artificial”.